viernes, diciembre 11

Mitologia Asturiana

Asturias es una de las regiones con más riqueza en mitos y leyendas, personajes fantásticos que perduran a lo largo de los años. Aquí muestro alguna de estas leyendas, junto con varios de mis dedales comprados en Avilés.
El Nuberu
Es el señor de los rayos, las nubes y las tormentas, dicen que es de gran tamaño, con el rostro arrugado y grandes orejas, lleva siempre un gran sombrero. Cuando el Nuberu va a aparecer, se cubre todo de una espesa niebla y es mejor buscar un buen refugio para guarecerse, ya que es seguro que habrá tormenta.


El Home del Sacu
Es un hombre que aparece por las noches con un saco al hombro, entra en las casas de los niños que se portan mal, los mete en su saco y se los lleva. Su familia ya no vuelve a saber nada más de ellos.

La Xana

Es una ninfa de agua dulce, de gran belleza y larga melena rubia, dedica su tiempo al canto y a peinar sus cabellos, también cuida del ganado y de sus hijos "Los Xaninos". Habita en las fuentes, cuevas y las riberas de los ríos. La noche de San Juan es la más propicia para romper su encantamiento, ya que salen a bailar, a lavar sus ropas y a tenderlas. Son poseedoras de espléndidas riquezas y de grandes ajuares.

El Ventolín

Es un ser fantástico, pequeño y menudo de color azulado y con cara de niño que recorre los aires de Asturias. Su presencia es apenas una brisa fresca, lleva en sus revoloteos los mensajes de los enamorados y los secretos de los muertos. Es un ser amable, delicado, inofensivo y juguetón. En la noche de San Juan salen a cantar a las Xanas para que ellas bailen en corro.

El Trasgu

Es un duende de figura diminuta y simpática, tiene un agujero en su mano izquierda, viste casaca y gorro colorados, es un duende casero, penetra en las casas cuando el fuego está encendido. Se preocupa de hacer las labores domésticas y de colocar todo en su sitio, salvo cuando está enfadado, entonces rompe los cacharros, esconde los objetos, revuelve la ropa y espanta al ganado. Cuando quieren deshacerse de él, le mandan hacer cosas imposibles, traer un cesto lleno de agua, blanquear la piel de un carnero negro o recoger mijo del suelo.


El Papón

Es un ser enorme y misterioso que va a las casas por las noches para comerse a los niños malos que no quieren dormir. Es gordo, tiene el pelo y los ojos rojos, la boca gigantesca y lleva puestas unas madreñas. Tiene mal humor, se traga a los niños, es despreciado por la gente a la que conoce, huele mal y nunca se lava ni la cara ni los dientes.


El Espumeru

Es una especie de pequeño duendecillo que vive en cuevas en la orilla del mar. Suele vestirse con algas, caracolas y otros objetos que encuentra en la playa, le gusta deslizarse por las olas y por la estela que dejan los barcos al pasar. Cuando el tiempo es malo y la niebla está baja hace sonar una caracola para alertar a los pescadores, les avisa de que se acerca una tempestad para que no se acerquen a las rocas.

El Diañu Burlón
Es un demonio pequeño, con patas y cuernos de cabra, más bromista que maligno, se dedica a engañar a los campesinos, suele aparecerse con distinta forma de animales y también con forma humana, sobre todo de recién nacido para que alguien lo acoja y lo meta en su casa, nunca con forma de mujer. Sus apariciones suelen ser nocturnas, haciendo ver hogueras, oír voces, risas y ruidos.

El Cuélebre
Es una serpiente enorme con alas de murciélago y su cuerpo tiene duras escamas. Vive en cuevas cerca de los ríos y del mar, donde guarda tesoros y doncellas encantadas, tienen un apetito insaciable y devoran todo lo que encuentran en su camino. Es conocida su afición por entrar en monasterios y cementerios y devorar cadáveres. Para matarle hay que darle una hogaza de pan con alfileres o una piedra al rojo vivo en su interior.

El Busgosu
Se dice de él que es el señor del bosque, un personaje de aspecto semi humano, cubierto de pelo, con patas y cuernos de cabra. Rapta a las mujeres para gozar de ellas en su guarida y siente gran aversión por los cazadores y leñadores. Por mucho que se le persiga nunca se le logra cazar.

2 comentarios:

Ampa dijo...

Te comento. Tengo unos nerrrviossss.Esta semana Santa he estado en Salamanca y visité los típicos pueblos de la sierra. En un tenderete de uno de esos pueblos ví que vendían dedales de colección y me acordé de tí. Me costó un huevo decidirme por uno para regalártelo temiendo que ya lo tuvieras porque tienes una colección tan extensa y variada... Por eso apenas he parado abajo cuando te he visto porque me urgía venir a ver tu blog para buscar entre los que tienes porque me suena haber visto alguno parecido pero también sería el colmo traértelo igual no? Ojalá no lo tengas (ya que en el blog no aparecen todos los que tienes) y así me enorgullecería de contribuir a que tu estupenda colección dedalera crezca y crezca (ah, y me pongas por ahí jiji). Un besote. Ampa.

Margot dijo...

Ya viste que al final no lo tenia...aunque tenga muchos dedales es muy dificil que coincidas con alguno de los que ya tengo.. me ha gustado mucho que te hayas acordado de mí y encantada de que contribuyas a la colección...con lo que me gustan los regalitos!!! Por supuesto que tendras un lugar especial en el blog...espero que te guste!!! Un besazo y gracias!!!! Margó